El trato para con ellas

, , Leave a comment

El día de hoy, al salir de los diplomados médicos, fuimos todos los estudiantes a un restaurante cerca de la universidad, debido a la celebración del cumpleaños de una de nuestras compañeras, una de las favoritas de todos nosotros, debido a su inteligencia, carisma y buen trato a todas las personas.

Al llegar al restaurante, después de estar en el tráfico aproximadamente unos 20 minutos, me bajé del coche y le abrí la puerta a una amiga que iba en el asiento de atrás.

Al hacer yo esto, me vio a los ojos de una manera extraña e ilegible y me dijo con una media sonrisa, “Yo puedo sola”, y después soltó una risa un poco forzada, a lo que yo respondí con una sonrisa y proseguí con lo que estaba haciendo.

Mi amiga no está tratando de ser hostil de ninguna manera, ya que inmediatamente después salir del coche, agarró mi brazo con sus manos caminando así hasta el  restaurante y no me soltó hasta llegar a la mesa donde se sentó a mi lado.

Su respuesta ante mi acción, me parece, fue el resultado de sus creencias, que son bastante fuertes y basadas, principalmente, en la equidad de género en todos los aspectos de la vida, algo en lo que trabaja muy duro todos los días, para no tener controversia entre sus ideales y sus acciones.

Al estar sentados en la mesa, comiendo y bebiendo, una de las doctoras dijo que ella no se casaría nunca, debido a que ya no existen los caballeros que algún día hacían muy felices a las damas, tiempos ahora muertos.

He conocido a muchas mujeres en los últimos años, quienes se quejan mucho de los hombres hoy en día, ya que dicen que no somos lo que solíamos ser y que la cortesía entre hombre y mujer ya no existen.

También he conocido un bando de mujeres muy grande, quienes dicen y exigen equidad de trato, equidad política, equidad social, laboral y filosófica, ya que las mujeres son iguales o más capaces que los hombres.

Por esta razón, muchos hombres el día de hoy han perdido el interés por mantener la cortesía que hacía de los hombres caballeros, algunos diciendo que prefieren comportarse con imparcialidad, en vez de ser rechazados y reprimidos de una manera poco  atractiva.

1025773

Otro grupo de hombres ni siquiera se preocupan ni piensan en la naturaleza de sus acciones, mucho menos en el tema de la caballerosidad, algo que aunque no aplaudo de ninguna manera, entiendo en cierta medida.

Personalmente, pienso que los hombres no debemos dejar las tradiciones morir de ninguna forma y menos la tradición de la caballerosidad, aunque muchas mujeres estén opuestas aferradamente.

Las mujeres, en mi humilde punto de vista, deben de entender que el hecho de que los hombres se comporten caballerosamente no significa de ninguna manera que la naturaleza del comportamiento cortés este fundado en la desigualdad de género, sino en el respeto profundo a las madres de la vida.

 

Leave a Reply